Somos mujeres con un don muy especial, traer vida a éste mundo, perpetuar la especie.

Tener una vida en el vientre es una situación para la que no se está nunca preparada. Sentir como se mueve, escuchar su corazón, y otras muchas situaciones totalmente desconocidas nos hacen vivir en un océano donde parece que busquemos la gota que le llevó a ser océano.
Este estado, el de la maternidad, ejerce en nosotras un despertar de emociones muy difíciles de gestionar. La Yoga es un sistema que armoniza tu respiración para equilibrar la inquietud de la mente y por lo tanto un sin fin de emociones. La yoga con su ejercicio específico, activara zonas importantes como la columna, lumbares, caderas con el fin de que sufran el menor impacto, y ayudando a que todo fluya. Y con la meditación aprenderás a gestionar esas situaciones que pueden llevarte al límite y sacar esa parte más negativa de tí.

Apúntate a clase de Yoga embarazadas escribiendo en:
info@pranayoga.es